Los 8 principios que un líder dinámico debe dominar

Un líder debe poseer una determinación sólida, tener una personalidad muy segura y confiable para poder influir sobre otras personas, motivándolos a hacer sus tareas de manera eficiente para la consecución de los logros planteados como metas en la organización. Tener dicha capacidad lo distingue del resto y por esta razón para reconocer su trabajo se han establecido algunos principios que un líder dinámico debe dominar.

El liderazgo implica a más de una persona, quien dirige es el líder y aquellos que le apoyan son los subordinados, en el entorno laboral es muy importante la presencia del líder para guiar a un al equipo de trabajo a la consecución de los objetivos de manera rápida y efectiva.

Las cualidades del líder muchas veces son innatas en las personas, es decir, son características de la personalidad, algunos las desarrollan más que otros y las ejercen de diferentes maneras, es por ello que se han conceptualizado diferentes tipos de liderazgo, sin embrago las características y principios son muy similares ya que tienen el mismo fin que es dirigir un grupo de personas al éxito.

El liderazgo dinámico

Líder dinámico
Imágenes por Shutterstock

Es aquel que define a la persona que lo ejerce como alguien seguro y respetuoso de sus cualidades y además respeta a los demás por igual.

Capaz de tomar el mando y asumir la responsabilidad. Un líder dinámico debe tener las siguientes características:

  • Es proactivo, analítico y creativo.
  • Influye en las personas sin tener que basarse en su puesto de líder.
  • Es justo y se adapta a las condiciones del juego.
  • Construye un mejor ambiente de trabajo.
  • Reflexiona y piensa muy bien antes de hablar.
  • Basa su relación con los subordinados, en el compromiso y la comunicación.
  • Distingue bien cuándo liderar, dar órdenes y cuándo retirarse.
  • Busca nuevas perspectivas.

Principios que un líder dinámico debe dominar

Cualidades de un buen líder
  1. Búsqueda de mejoras continuas: Para esto al líder no le debe importar implementar cambios, simplemente se centra en que el cambio sea positivo y traiga mayor eficiencia.
  2. Cuestionar y dar la posibilidad de que los trabajadores cuestionen la manera en que se llevan a cabo los objetivos: Esta es una manera de producir un cambio positivo, al cuestionar puede surgir una nueva alternativa que pudiera resultar en ideas interesantes, un líder dinámico persigue y apoya nuevas ideas, nuevos métodos y sobre todo cuestiona los supuestos que definen una única manera de cumplir los ideales.
  3. Pensar como equipo: Este líder debe tener claro que él es parte de un grupo de trabajadores por ello deben maximizar el “nosotros” para permitir el desarrollo de las soluciones conjuntas y crear un éxito compartido.

    Esta simple visión, ejerce una gran influencia en el equipo y ayudará a construir un ganar-ganar a las partes involucradas.

    Un buen líder además de conocer al personal, velar por su bienestar, comprender que lo motiva y estar comprometido con la búsqueda de logros en conjunto, tallecerá ejemplos y parámetros de conducta a seguir.

  4. Medir el rendimiento del equipo más que el liderazgo ejercido: Un líder debe conocerse a sí mismo, nunca ser conformista y perseguir el crecimiento y la mejora de cada una de sus capacidades y fortalezas, también establecer prioridades e identificar debilidades, siempre apoyado en las políticas de la empresa.

    El principal trabajo como líder es el desarrollo de cada uno de las personas subordinadas a él, es decir, capacitar al personal como equipo e individuos. Por otro lado los trabajos en equipos dan mejores resultados cuando cada miembro del mismo logra ver la importancia de su contribución en los logros alcanzados, por lo que desarrollan un sentido de orgullo, responsabilidad y compromiso con la empresa.

  5. Ser eficaz y eficiente: La prioridad del liderazgo y objetivo de cualquier organización es lograr ser eficaz, los esfuerzos deben encaminarse primero en el cumplimiento del objetivo definido, una vez cumplido esto, centrarse en hacerlo de manera eficiente.

    Antes de liderar eficazmente, un líder debe dominar las tareas requeridas a las personas que lidera. La eficacia y eficiencia organizacional depende de contar con buenos líderes en todos los niveles.  Capaces de ejercer con iniciativa, creatividad y enérgicamente acepten las nuevas oportunidades que conducirán al logro de metas y al éxito comercial.

  6. Asegurar que las tareas sean comprendidas, se supervisen y se logren: El personal debe comprender lo que se requiere que haga, para cuándo y cuanta flexibilidad se permite. Por otro lado al supervisar se logra conocer si son comprendidas las instrucciones, demuestra el interés en las labores de ellos y en el alcance de la meta. Cada persona es responsable por su desempeño, de esta manera comprenderá la importancia de lograr metas como individuos y equipos.

    El tiempo es un recurso valioso para la organización, el líder o el individuo. Cualquier retraso representa un costo para la empresa. Un líder dinámico sopesa riesgo/logro o coste/beneficio, además valora el tiempo de cada individuo como como merece.

  7. La toma de decisiones: Un líder continuamente debe tomar decisiones y en variadas circunstancias, en algunas ocasiones una decisión se ve retrasada debido a la continua búsqueda de la decisión perfecta.

    En tal sentido se piensa que una buena decisión tomada en el momento correcto es mejor, que las mejores decisiones tomadas demasiado tarde. La indecisión en los líderes genera inseguridad, pérdida de confianza y confusión.

    La capacidad de anticiparse, razonar bajo condiciones de estrés y decidir rápidamente que acciones tomar es una de las características más buscadas de un buen líder.

    Mantener informadas a las personas les ayuda a tomar decisiones, estimula a que tomen la iniciativa y mejora el trabajo en equipo. Todo el equipo de trabajo incluyendo al líder Necesitan saber cuándo es preciso tomar una decisión  por sí mismos, cuándo consultar a otros antes de decidir y cuando delegar una decisión.

  8. El liderazgo como proceso: Basado en el conocimiento y la experiencia se mejoran las habilidades de liderazgo. Se crece día a día, se aprende de todas las interacciones, reuniones y logros.

    Un buen líder trata de permanecer informado de lo último en el campo en que se desarrolla su trabajo, observar el desempeño de otros líderes y modificar la forma de realizar los objetivos, siempre que sea necesario.

¿Cumples con los 8 principios de un líder dinámico? ¿En cuáles puntos necesitas trabajar? Deja tus comentarios y aportes al tema 🙂

Acerca del Autor: Este articulo fue escrito por Matias Riquelme

Creador y editor del sitio web Web y Empresas

loading...

Deja un comentario